Contenido de esta entrada

Consejos para disfrutar más de la convivencia con nuestras mascotas sin renunciar a tener una casa decorada con estilo y a nuestro gusto.

Tu mascota y tus muebles no son incompatibles

A muchos nos encanta tener una mascota, un animal que nos transmita su cariño y con el que pasemos momentos divertidos jugando con él. No obstante, hay algunas mascotas que son más inquietas que otras, sobretodo si nos decantamos por un perro grande y enérgico en un piso pequeño. Lo que hay que tener claro es que tener una mascota no debe suponer ningún sacrificio.

Es un reto en el que tendremos que aprender a compaginar nuestro trabajo con una vida personal rodeada de mascotas, así como entender que el primer año siempre será el más difícil. Pero no hay que olvidar que nuestra mascota no es un mero objeto decorativo sino un miembro más de nuestra familia y que, al igual que ocurriría con un niño, hay que tener una serie de consideraciones al decorar nuestra casa. Una cosa que sí podemos prometer es que no está reñido tener mascota y una casa bonita.

Calidad de vida

– Su propio rinconcito

Nuestro nuevo amigo peludo necesita un rincón de la casa en donde poder sentirse tranquilo y protegido. Tampoco olvidemos que es un miembro de la familia y que al igual que nosotros tenemos nuestra habitación, él también debería tener un huequecito con una cama o cojín en el que dormir para que así tampoco sientan la necesidad de apropiarse de camas o sofás.
En este espacio, podemos disponer de una cesta o caja de madera para poder tener más organizado y recogido todas sus cosas, como mantas, juguetes, correas… Si no tenemos suficiente espacio de suelo, siempre podemos optar por la idea de un estante o colgador. Además de esto, siempre es buena idea tener cerca de la entrada un lugar donde guardar las bolsas de plástico para cuando vayamos a salir de paseo con nuestro perro y unas toallas para secarle o limpiarle las patas cuando volvamos.
También es una gran idea colocar un mantel de plástico o vinilo bajo sus cuencos de comida y agua para poder proteger mejor el suelo.
Por otro lado, si nuestra mascota es un gato es muy conveniente que tengamos un rascador donde ellos puedan afilarse las uñas. De esta forma, no se ensañará con nuestros muebles y ellos serán más felices. Además, hay que tener en cuenta que, a diferencia de un perro, los gatos no suelen salir de casa, así que necesitan un lugar de juegos como un trepador donde ejercitar su agilidad y realizar sus saltos acrobáticos. También necesitaremos colocarles una caja con arena en un espacio con una buena ventilación, así que si no tenemos terraza en la cocina deberemos buscar un lugar de la casa que reúna las condiciones óptimas. Para camuflar la caja hay unas cuantas ideas que se pueden aprovechar como incorporarla en un mueble o disimularla con algún elemento decorativo como una cortinilla que haga juego con los colores de nuestra casa. Otra opción es el uso de una caja higiénica cerrada que tenga un filtro desodorizante, y por supuesto, arena de larga duración que sea antiolores.

– Tapicería y suelos

Algo que tenemos que entender cuanto antes y hacernos a la idea para no frustrarnos y mantener una gran relación de amistad con nuestra mascota es que pierden pelo, mucho pelo. Por eso, un buen aspirador es uno de los mejores electrodomésticos que podemos tener en nuestra casa; será nuestro mejor aliado para seguir disfrutando de nuestro peludillo.
Las tapicerías como el terciopelo o el fieltro no son nada recomendables porque atrapan mucho pelo y además cuesta mucho deshacerse de las manchas que aparezcan en ellas. Es mejor que optemos por telas sintéticas para sofás, y si además son desenfundables y lavables mejor que mejor. Si no, también podemos utilizar fundas resistentes, lavables y que sean fáciles de quitar y poner para poderlas lavar semanalmente y así evitar malos olores.
Los suelos de vinilo, cerámica o laminados son la mejor solución porque son resistentes a los arañazos, fáciles de limpiar y, además, no absorben líquidos. Pero si lo que quieres, y te gusta, es colocar alguna alfombra en tu casa no tienes porque descartarlas completamente porque retengan olores y atrapen pelos. También hay opciones viables. En este caso, te recomendamos alfombras de exterior, por ejemplo de materiales como el plástico o el bambú, ya que son más fáciles de limpiar. Además, de esta forma, proteges el suelo de madera, amortiguas el ruido de las pisadas de tus mascotas y, lo más importante, les proteges de indeseados resbalones.

– Mobiliario

Una posibilidad a la que tenemos que enfrentarnos es que nuestra mascota tenga tendencia a morder todo. Esta posibilidad aumenta si tenemos un cachorro porque además de ser más juguetones y traviesos también acabarán mudando la dentadura de leche. Por eso, una de nuestras recomendaciones es elegir muebles que sean resistentes, duraderos y a prueba de mascotas. La otra, es elegir juguetes apropiados para ellos y acostumbrarlos a jugar con ellos desde pequeños ya que de esta forma aprenderán a distraerse y entretenerse con sus juguetes favoritos mientras mantenemos sus dientes y uñas alejados de muebles, tapizados, cojines y cables.

– Colores

Respecto a qué color es preferible que usemos en las paredes de la casa, y a riesgo de sonar raro, recomendamos pintarlas de blanco por una serie de razones.
Nuestra mascota se rozará con las paredes, sobre todo si es un gato, e independientemente del color de la pared, ésta se manchará. Lo bueno del color blanco es que es mucho más fácil de encontrar el tono perfecto y también es más barata por lo que nos será muy cómodo pegar un brochazo cuando lo creamos necesario. Además, una pared blanca es más fácil de limpiar y no quedará un cerco de color a su alrededor. Otra recomendación que podemos dar es que resulta más útil que la pintura no sea mate sino que sea una pintura plástica semibrillante y, por supuesto, no tóxica.
En cuanto al mobiliario es mejor optar por muebles de tonos claros para poder disimular mejor el pelo de nuestra mascota, mientras que para la ropa de cama, sofá y textiles podemos decantarnos por tonos neutros, tierras, grises medios e incluso estampados.

Con nuestras recomendaciones, podrás disfrutar de una casa de ensueño sin tener que renunciar al cariño y felicidad que proporciona vivir con una mascota. Da igual que prefieras estrenar muebles nuevos o quieras dar una segunda vida a tus sofás con algunas de las mejores telas, tus nuevos amigos te esperan para acompañarte a ti y a tu familia.

Recuerda que en Muebles el Valle, llevamos 40 años asesorando a personas en el Valle del Jerte, Plasencia y norte de Extremadura para que consigan tener el sueño que merecen.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies